Salud Digital: La oportunidad de una nueva enfermería

cipri

Cipriano Viñas Vera

Director de Enfermería Area Hospitalaria

HHUU Regional y Virgen de la Victoria de Málaga

@civive2

Escribir sobre Salud Digital y enfermería, desde la perspectiva de un enfermero con pocas habilidades tecnológicas, que además está reconvertido a gestor asistencial en la atención hospitalaria. Hace inevitable que mi texto tenga un marcado enfoque hacia la utilidad que pueden tener las redes sociales y otras herramientas digitales como alternativas a la asistencia clásica en el cuidado de la salud de la ciudadanía.

 Bueno, empezando por el principio, que es por donde se debe empezar, quiero desarrollar esta entrada sobre la prevención y promoción de la salud. Una de las áreas de mejora identificadas en los muchos estudios que se han realizado sobre sistemas sanitarios a raíz de esta crisis económica. Una tarea pendiente, con previsibles buenos resultados en términos de coste beneficio, y que nos exige, otra vez, una reorientación de nuestro trabajo.

 Pero no me refiero a la prevención y promoción de la población sana que debe evitar enfermar mediante programas de vacunas, cambios en el estilo de vida, modificado hábitos de riesgo, etc. Que siempre son estrategias a largo plazo, pero que sin duda alguna, deben contar con el interés más prioritario de todo sistema sanitario, ya que es la medida que menos costo y menos morbilidad produce a toda población, y que en la actualidad debemos analizar si dispone de todo el espacio que debiera ocupar.

 La prevención y promoción de la salud a la que me quiero referir, es la que se hace con pacientes diagnosticados de enfermedades crónicas, que sufren una gran carga de morbilidad y que además constituyen uno de los elementos más costosos para el sistema sanitario. Son personas que frecuentan con demasiada frecuencia los centros asistenciales, que padecen mas descompensaciones de su enfermedad de las que son esperables, o al menos de las que son deseables, teniendo cada vez una mayor dependencia y necesidad de cuidados, quedando mas limitados funcionalmente, y empeorando su calidad de vida  sustancial.

 Para evitar que estos colectivos de pacientes, sufran una evolución inadecuada de su enfermedad, con todo lo que ellos supone, está descrito en la literatura que deben aprender a gestionar su enfermedad, manejando su régimen terapéutico a la perfección, conociendo los signos y síntomas de alerta que debe tener en cuenta para acudir a los dispositivos asistenciales antes que evoluciones nuevos empeoramientos, entre otros muchos aspectos, como el de afrontar con éxito su nuevo estado de salud, limitaciones, y necesidad de cuidados.

 En este apartado, las nuevas tecnologías de la información y comunicación, constituyen una oportunidad para establecer redes de personas que tengan una determinada enfermedad, que les permita realizar una formación entre iguales, que va a facilitar el afrontamiento de la enfermedad y sus consecuencias. Estas redes pueden estar intervenidas por profesionales sanitarios, o sin intervenir, solo tuteladas, dependiendo del nivel de madurez del grupo, y de la existencia o no de pacientes expertos en él.

 Además de estas redes, podemos establecer foros, APP a apoyo y ayuda a su cuidado, web de consulta para pacientes y/o  cuidadores, y de esta forma, cualquier otra posibilidad que facilite la buena evolución de estos pacientes, permitiéndoles permanecer en continuo contacto con el sistema sanitario, y con otros pacientes que viven sus mismas experiencias.

 El producto estrella que realmente aportan la salud digital en este ámbito asistencial es la importante mejora que supone en la accesibilidad al sistema sanitario, así como una inmediatez de respuesta que evita empeoramientos no deseados o esperados, y que forma al paciente para convertirlo en agente sanitario de su propio proceso de salud/enfermedad.

 Si bien, nuestro reto como sistema sanitario en este apartado es que no exista una proliferación de tecnologías de apoyo al cuidado, que no responda a una estrategia coordinada y coherente con las verdaderas necesidades asistenciales que se hayan priorizado desde un punto de vista epidemiológico, además de evitar que estos dispositivos reproduzcan la variabilidad clínica que todos conocemos, y que tanto nos cuesta reconducir.

 Dando por terminada esta primera reflexión general sobre salud digital y enfermería, en la que he dado a la salud digital una visión muy beneficiosa para la ciudadanía. Quiero dejar constancia que mas adelante realizaré una nueva entrada en este blog, para abordar ciertas reflexiones, que son propias de un twittero novato, y que pienso pueden ser interesantes de compartir con quien se pueda interesar en leerlas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s